Cómo mejorar la eficiencia energética en el hogar

¿Cómo mejorar la eficiencia energética en el hogar?

Hoy en día, mejorar la eficiencia energética en el hogar es cada vez más importante. Esto significa responsabilizarse del consumo de electricidad, agua y gas de tu hogar. Y es que no sólo ahorrarás dinero antes de que acabe el mes, sino que además estarás contribuyendo a mejorar la sostenibilidad de nuestro planeta.

El 5 de marzo de cada año, hay una celebración mundial, y es el de la Eficiencia Energética. Este día nos recuerda lo importante que es optimizar la energía en nuestros hogares y elegir siempre las soluciones más sostenibles.

¿Te gustaría reducir tu consumo de energía y tener un hogar más eficiente? En el siguiente artículo te daremos algunos consejos para que tu casa sea más eficiente energéticamente.

Es obligatoria la certificación energética vivienda Madrid

¿Necesitas un Certificado de Eficiencia Energética para alquilar tu inmueble?

11 Consejos para mejorar la eficiencia energética en el hogar

Seguro que en algún momento has pensado en cómo podemos consumir de forma más responsable y conseguir una mayor eficiencia energética dentro de nuestros hogares.

En resumen, se trata de utilizar menos recursos para lograr las mismas cosas sin comprometer la calidad de vida que llevamos. ¿Te animas a mejorar la eficiencia energética en el hogar con estos 11 consejos que te proponemos a continuación?:

1- Comprobación de la instalación eléctrica

Lo primero que hacemos en nuestra casa es comprobar el estado de la instalación eléctrica. Esto es necesario no sólo para evitar gastos innecesarios, sino también por razones de seguridad, ya que una sobrecarga puede provocar un incendio.

Transición energética en España: ¿Qué es y qué cambios implica?

2- Lucha contra los vampiros de energía

Los aparatos electrónicos, como DVD, televisores, consolas de juegos y equipos de música, cargadores de teléfono, deben apagarse completamente cuando no se utilicen, ya que consumen energía incluso en modo de espera. De este modo, se ahorra energía y se prolonga su vida útil.

3. Controla tu iluminación

Ser consciente de la iluminación, que representa un tercio del consumo de electricidad de tu hogar, es esencial para ahorrar energía.

Las persianas, los toldos y las cortinas deben abrirse para aprovechar al máximo la luz natural que entra por las ventanas.

¿Qué es una certificación LEED y cuántos tipos de certificación LEED existen?

4- Uso de LEDs

Es aconsejable sustituir las lámparas incandescentes y halógenas por LED y lámparas fluorescentes compactas, que consumen hasta una cuarta parte de la electricidad.

Las bombillas de bajo consumo LED también pueden utilizarse como complemento cuando la luz natural es insuficiente.

Qué es la certificación energética de una vivienda unifamiliar

¿Necesitas un Certificado de Eficiencia Energética?

5- Mantener correctamente los aparatos eléctricos

El mantenimiento de los aparatos eléctricos, como las aspiradoras y los aparatos de aire acondicionado, también contribuye a ahorrar energía. Los filtros sucios y los depósitos saturados sobrecargan el motor y acortan su vida útil.

6. Aísla tu casa

Si aíslas correctamente las paredes, puertas y ventanas de tu casa, podrás optimizar la temperatura del interior y reducir la factura de la luz.

Según los expertos, el 65% de la energía de una casa se pierde si no está bien aislada. Para limitar la pérdida de calor, es importante comprobar el estado de las ventanas, los suelos, las paredes y el techo. Cambiar las ventanas puede ser una gran inversión, pero a la larga se notará el ahorro.

Nueva regulación para la certificación energética de los edificios

7- Regula correctamente la temperatura de tu nevera

Los frigoríficos y congeladores son uno de los mayores consumidores de electricidad en el hogar, ya que representan alrededor del 30% del consumo eléctrico, por lo que es vital que su temperatura se regule correctamente.

8- Comprobar la etiqueta de eficiencia energética

Cuando compres un nuevo electrodoméstico, fíjate en su etiqueta de eficiencia energética. Algunos aparatos pueden reducir el consumo de energía hasta un 30%. Si requieres la etiqueta de eficiencia energética puedes visitar certificadodecasa.com, la plataforma online que te brinda el certificado energético en el que incluye esta etiqueta.

En certificado de casa puedes encontrar de igual forma la cédula de habitabilidad y la nota simple para tu hogar. Aquí tus certificados están hechos por técnicos y arquitectos expertos en el tema.

¿Cuáles son las deducciones para el IRPF?

9- Utilización de equipos respetuosos con el medio ambiente

Los electrodomésticos antiguos consumen mucha más energía que los modernos, por lo que, si decides sustituir tus viejos electrodomésticos por otros nuevos, verás una gran diferencia en tu consumo energético.

Intenta utilizar equipos de aire acondicionado y de iluminación de última generación que sean eficientes desde el punto de vista medioambiental. Utiliza sistemas de ahorro en los equipos de oficina cuando no los utilices durante un determinado periodo de tiempo.

Asesoramiento energético ¡gratuito!

Contrata ahora tu Certificado de Eficiencia Energética con nosotros y te asesoramos para que gastes menos en luz y gas ¡GRATIS!

10- Ajustar la temperatura adecuada

También hay «termostatos inalámbricos» que hacen funcionar el sistema de aire acondicionado para alcanzar la temperatura óptima de confort. Por lo que es aconsejable que ajustes la temperatura del aparato de aire acondicionado entre 17 y 27°C.

Apaga las luces cuando salgas de la habitación. Regula el termostato del radiador a 20 °C aproximadamente cuando estés en casa y a 12 °C cuando te acuestes. Si tu aparato tiene esta opción, ajústala para el invierno.

Cómo solicitar nota simple informativa registro propiedad

11- Reducir el uso del agua

Medidas básicas como maximizar la capacidad de las lavadoras y los lavavajillas, no dejar los grifos abiertos más tiempo del necesario y utilizar doble cubeta de lavado son fáciles de aplicar y pueden ayudar a reducir el consumo de agua.

Puedes optar tal vez por recoger y utilizar el agua de lluvia. El agua de lluvia puede usarse para regar jardines y huertos, limpiar la casa y lavar el coche.

Al estar bien filtrada y purificada, también puede utilizarse para piscinas, baños y duchas. El agua de lluvia puede sustituir aproximadamente el 50% del agua potable que se utiliza normalmente en el hogar.

En resumen, para mejorar la eficiencia energética en el hogar también puedes comenzar con las intervenciones menos costosas y más eficaces. Como, por ejemplo, en verano, planta algunos árboles para cubrir las ventanas más grandes del lado oeste de la casa. No ahorrarás dinero inmediatamente, pero obtendrás una mayor calidad ecológica.

Suele ser la solución más barata y sencilla, y sin embargo puede suponer un ahorro máximo en las facturas de los servicios públicos y del agua dentro de tu hogar. Y con el dinero que te ahorras mes a mes, puedes afrontar proyectos más grandes.

Empieza aquí tu certificado